Dewulf abre oficialmente su nuevo centro de logística en Roeselare

Dewulf abre oficialmente su nuevo centro de logística en Roeselare

20/03/2018

Dewulf, proveedor de líneas de productos completos de equipos de cultivo de patatas y zanahorias, ha inaugurado oficialmente su nuevo centro de logística (SLC) en su sede central. Con la apertura del centro de logística la empresa reafirma su compromiso constante con sus orígenes en Roeselare (Bélgica). Este proyecto encaja en la estrategia de la empresa familiar para alcanzar mayor crecimiento consistente y permite proporcionar una atención aún mejor a sus clientes. La construcción del almacén, con un precio de unos 10 millones de euros, es la mayor inversión financiera de la empresa desde su fundación en 1946. El edificio tiene no solo un exterior atractivo, con un puente de conexión que cruza la carretera, sino también un interior impresionante, en el que se evidencia el énfasis en eficacia, capacidad de ampliación y ergonomía. A la fiesta de inauguración atendieron numerosas personalidades.

Como resultado del crecimiento de la empresa, en Dewulf surgió la necesidad de unas instalaciones de almacenamiento cercanas a las naves de producción de sus cosechadoras que cumplieran los más estrictos requisitos de almacenamiento y que pudieran soportar el crecimiento continuo de la empresa. «Como negocio familiar, creemos que es importante tener una buena relación con nuestros clientes y estrechar ese vínculo en los próximos años. Nuestro nuevo centro de logística jugará un papel central en ello», explica Hendrik Decramer, director de ventas, marketing y servicio postventa de Dewulf. El edificio es un ejemplo palpable del proceso de transformación dentro de la empresa de fabricación de maquinaria. «Con nuestro nuevo almacén, podemos ayudar a nuestros clientes y distribuidores a seguir creciendo, ya que dentro de poco podremos proporcionarles una entrega aún más fluida de máquinas y piezas de repuesto», declara Decramer.

En Dewulf, el centro de logística crea oportunidades de seguir creciendo en el ámbito de producción. «Nuestro objetivo es garantizar que el ritmo de ensamblaje determine lo que sale del almacén. Los procesos del almacén se controlan mediante un software de gestión de almacén (SGA) especializado», indica Wouter Criel, responsable de la cadena de suministro de Dewulf. Este software calcula continuamente las piezas necesarias según los pedidos de los clientes y el estado del proceso de ensamblaje y transmite automáticamente los datos al personal de logística. «Así, se pueden suministrar las piezas necesarias a nuestros ensambladores en el momento adecuado o prepararlas para el transporte», aclara. La integración automática con los sistemas del servicio de mensajería garantiza también que todos los envíos se realizan sin problemas y se dirigen a los clientes y distribuidores. El fabricante de maquinaria espera implementar el sistema de software completamente a finales de este año.

Dewulf también se refiere a las nuevas instalaciones como centro de logística «inteligente» y tiene varias razones para ello. Además del software que controla todos los procesos, en el almacén se centran en la capacidad de ampliación, la ergonomía y el medioambiente. Por ejemplo, el edificio de 7,800 m2 se puede ampliar tanto en altura como en anchura. Decramer añade, «Para retirar los artículos pesados de las estanterías, nuestros empleados tienen un pequeño puente grúa. Así se reduce considerablemente el riesgo de lesiones de espalda. La calefacción e iluminación en todo el almacén crean un entorno de trabajo agradable». Además, en la construcción del edificio se ha pensado en el medioambiente, como es evidente por la conexión de calefacción urbana y los sensores de luz en los pasillos.

A finales del año pasado, se trasladaron decenas de miles de piezas de repuesto y sustitución de un almacén temporal al nuevo centro de logística. La inauguración es la culminación de un proyecto que se inició en 2016. Al evento asistieron numerosos políticos destacados y personajes importantes de asociaciones empresariales. Después de una visita guiada por las instalaciones de la empresa de mano de la directiva, los asistentes disfrutaron de un lunch en el puente de conexión de cristal del edificio.